Mi cita con un Neoyorquino

He estado practicando el idioma mediante una app, es una app de chat donde entablas conversaciones con personas de todo el mundo, al registrarte indicas cuál es tu idioma nativo y cuál es el que quieres aprender, obviamente mi registro fue para practicar el inglés, en base a tu registro la aplicación te va mostrando posibles personas con los mismos intereses o que son nativos del inglés, o el idioma que tu estés buscando, en fin, mi primer contacto fue con un chico de NYC lo seleccione y envié el primer mensaje por su foto de perfil, estaba junto a un elefante en un lindo paisaje, fue lo primero que llamo mi atención, por lo que decidí hablarle.

Este chico tiene orígenes chinos, pero toda su vida ha sido en EUA, por lo que el inglés era su idioma, estuvimos platicando semanas, meses, después nos agregamos en Instagram y el contacto permanecía por ahí, dejamos de hablar por la app de idiomas, pero continuábamos el contacto por Instagram o WhatsApp, en fin, cuando estaba planeando el viaje a NYC, yo le conté a él, y le pedía referencias de los mejores meses para visitar, clima, donde comprar algunos tickets etcétera, le emociono cuando le conté que estaría por su ciudad y cuando el viaje estaba cerca me pregunto si quería tener una cita con él, fue algo como:

Want to go on a date with me?

Cuando lei eso, yo trate de evadir esa pregunta con otras conversaciones, acerca del clima, que estaba haciendo en ese momento etcétera, pero volvió a insistir con la pregunta, mi respuesta fue:

Yeh why not!

Pensando que tal vez conforme pasara el tiempo se le iba a olvidar, pero no fue así, mi razón de evadir esa pregunta sobre si tener o no una cita es porque últimamente el conocer a gente nueva a manera de cita es algo incómodo para mí, el quedar con alguien que no conozco en persona me hace pensar de inmediato: que me voy a poner? Qué tal si es muy intenso?, y si no me siento cómoda? Y si es un roba-chicos, psicópata!! Etc etc.. Bueno tal vez exagere un poco en eso, pero la verdad es que si puede parecerme algo perezoso tener citas, o no es algo que estuviera buscando en ese momento. Pero aun así acepte.

El día de la cita llego, sería un domingo por la tarde, ese día mi amigo de viaje y yo estuvimos visitando algunas atracciones de las más conocidas de NYC, y por medio día pasamos la tarde visitando memorial 11/9 y comiendo una pizza y refresco, estaba tan cansada y al mismo tiempo me sentí a gusto de estar ahí sentada, viendo la gente y disfrutando mi comida, no me quería ir, pero… la hora de la cita se acercaba (es a eso cuando me refiero que me da pereza), tuvimos que regresar al hotel toque cama y sentí inmensas ganas de quedarme acostad, pero no tenía que  bañarme, cambiarme de ropa y estar lista para cuando mi cita pasara por mí.

Finalmente recibí el mensaje: Im Here!, ya había llegado y estaba esperándome en el lobby de mi hotel, el habla solo ingles por lo que está de más mencionar que eso era otra de mis preocupaciones, si en español es difícil comunicarte ahora en un idioma que no dominaba aun, eso me hacía dudar, nos encontramos y saludamos con un abrazo como quien se encuentra con un amigo que no ve hace mucho tiempo, yo seguía nerviosa y tratando de disimular, comenzamos a caminar y dedicamos ir a comer algo, durante el camino la plática fue de lo más típica: cómo has estado?, que has hecho?, te gusta la ciudad?.

Pasamos RockerFeller y finalmente llegamos al lugar The Capital Grille, por fuera parecía un lugar de lo más causal pero al entrar, era un restaurant completamente elegante y yo susurrando: porque no me dijiste que veníamos aquí! Ahaha otra realidad es que cuando salgo con alguien no me gusta que gasten en cosas o lugares costosas, (yo soy feliz con una pizza)y era obvio que en ese lugar no tendrían pizzas de 1usd.

La persona de recepción nos recibió amablemente y nos dirigieron a una mesa para dos, el vino lo elegido el y cada quien eligió su platillo, sin entrar en detalles el menú era delicioso, la cena la disfrute mucho en conjunto con la plática y la compañía que se portó como todo un caballero.

Terminando la cena, recorrimos Times Square entramos a algunos lugares famosos de esa área, seguimos caminando hasta regresar nuevamente al hotel, donde nos despedimos y esperamos vernos alguna otra vez, fue una cita como nunca antes había tenido, podría decirse que a la antigua, y en verdad que la disfrute.

La moraleja que aprendí ese día fue, que muchas veces nos cerramos a oportunidades de conocer personas extraordinarias, vivir momentos muy divertidos, pasar aventuras inolvidables por esas pequeñas inseguridades, miedos que nos pueden detener en ocasiones y privarnos de lo que es en realidad disfrutar el momento, vivir experiencias, en mi caso lo que inicio por ser una cita que no quería aceptar, termino ciento la mejor cita que he tenido en mi vida.

Tienes alguna experiencia similar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.